Autopublicando juntos

De CraterInvertido
Saltar a: navegación, buscar

Ciclo crítico de producción editorial. Preguntas sobre el proceso de publicación para compartir

La estructura lineal de este documento no siempre funciona bien, las preguntas se plantean y avanzamos y luego volvemos a regresar a las mismas preguntas que ya no son las mismas.

¿Qué es publicar?

 (Responde antes de seguir leyendo)

¿Por qué publicar?

¿Qué quiero compartir? ¿Por qué lo quiero compartir? ¿A quién se lo quiero compartir? ¿Es algo que ya sé o que quiero averiguar? ¿Desde dónde estoy hablando? ¿Qué diálogo quiero iniciar? ¿Qué recursos tengo para compartir lo que quiero compartir?¿Lo hacemos sobre los demás o con los demás? ¿Publicar es escribir? ¿Qué es un repertorio común? ¿Qué implica colaborar?

¿Qué es la duplicadora de esténcil?

La duplicadora de esténcil es una herramienta de impresión monocromática que permite imprimir volantes, folletos, revistas, libros y otras publicaciones. El proceso de impresión tiene similitudes con la serigrafía. Es una herramienta muy útil para hacer publicaciones en tirajes entre 50 y 300 ejemplares. La tecnología con la que trabaja la duplicadora es similar a la serigrafía. La imagen es escaneada directamente o enviada a la duplicadora desde una computadora y a partir de ésta se hace un esténcil (o máster) de papel térmico sensible. El esténcil se enrolla sobre el tambor de impresión, que rota y empuja la tinta a través de la malla sobre el papel.

Los tambores de impresión son modulos intercambiables para imprimir en una variedad de tintas directas. Para imprimir cada color es necesario una nueva pasada por la máquina.

¿Por qué publicar con una duplicadora de esténcil?

Porque es una herramienta fácil de utilizar que no requiere de conocimientos especializados. Si se lleva a cabo una planeación adecuada, es posible hacer publicaciones a precios accesibles con un grupo de trabajo pequeño en corto tiempo. Con la duplicadora se puede establecer un pequeño taller de publicaciones el cual sea capaz de realizar todo el proceso de producción editorial dentro de un espacio de diálogo y aprendizaje colectivo que posibilita un repertorio común.

¿Cómo concebir un proyecto editorial?

Cualquiera de los siguientes elementos podría ser el punto de partida en la concepción de un proyecto editorial, siempre y cuando se tengan en cuenta todos los aspectos y todas las preguntas. El orden en el que se presentan no es necesariamente el orden del proceso.

Sobre el contenido:

¿Cuál es nuestro contexto? ¿Cuál es la intención? ¿Cuáles son los temas?

Sobre los lectores:

¿Quién queremos que lo lea? ¿Quién lo va a leer? ¿En qué idiomas? ¿Cómo convivirá/incidirá con el contexto en el cual se espera que circule? ¿Quién lo puede pagar? ¿Cuánto puede pagar?

Sobre el proceso de trabajo:

¿Cómo queremos trabajar este proyecto editorial? ¿Lo quiero publicar sola o me interesa conformar un grupo de trabajo? ¿Qué es autopublicar? ¿Quiénes generan los contenidos? ¿Cómo es la relación con ellas? ¿Quiero publicar mi propio trabajo? ¿Queremos publicar el trabajo de alguien más? ¿Cuál sería la proyección del proceso completo? ¿Cómo estructuramos nuestro cronograma? 

Sobre el impreso:

¿Qué tipo de publicación queremos? ¿Qué forma queremos que tenga? ¿Se sitúa dentro de un proyecto más grande? ¿Es una publicación única o nos interesa su periodicidad y continuidad? ¿Hasta cuándo y hasta dónde? ¿Qué recursos se necesitan (en términos de material, trabajo, dinero, esfuerzo, energía) para producirla? ¿Cuáles son los recursos mínimos con que se puede producir? ¿Cómo la hacemos sustentable y económico? ¿Tenemos claros todos los costos? ¿Lo que quieres provocar con este material sólo lo puedes provocar con este medio? ¿Por qué?

Sobre la circulación:

¿Cómo va a circular la publicación? ¿Cuántos ejemplares se circulan? ¿Tendrá continuidad en términos de discusión? ¿Cual es nuestra posición sobre los derechos de autor?

¿Cómo presupuestar?

Los gastos que hay que tomar en cuenta a la hora de evaluar todos los costos que implica publicar se pueden dividir en dos grandes rubros:

Gastos fijos:
Se hacen una sola vez sin importar el tiraje: producción de contenido, captura, corrección de estilo, diseño, ilustración, formación, preprensa, gastos fijos del espacio de trabajo: renta, luz, agua, etc...
Gastos variables:

Dependen del tiraje, del formato de la publicación, el número de páginas, las tintas, los másters, la maquila de impresión (tiempo de operación), el papel, los acabados (encuadernación) y la circulación.

Para una cotización detallada, véase el apéndice I Presupuestos.

¿Conviene imprimir en la duplicadora de esténcil?


Antes de continuar un proyecto es importante reflexionar:


¿Por qué imprimirlo? ¿Qué razones existen para NO publicarlo? ¿Es viable? ¿Cuál es la relación costo-beneficio? ¿Existen lectores para este material?


→ Guardar el proyecto en el “Archivo de claudicaciones” por no ser viable.

Los contenidos

¿Cuál es nuestro contexto? ¿Qué necesidades o intereses hay en la comunidad? ¿Qué queremos comunicar? ¿De dónde salen los contenidos? ¿Qué estrategias tenemos para generarlos? ¿Quiénes participan en esta fase? ¿Quién lo va a leer?

La edición


¿Qué es editar? ¿Cómo presentamos los contenidos? ¿Con qué tono? ¿Con qué lenguaje?

Editar implica articular una línea narrativa con los contenidos y dirigir el ritmo de la lectura. Para ello hay que seleccionar los materiales que estarán en la publicación y establecer sus formas. La editora está presente en todos los pasos del proceso de producción editorial, a veces trabaja sola, a veces colabora con otros personajes:

  1. Junto con las autoras: Organizar el material original, condensar, construir un índice, establecer el discurso, contribuir a que el contenido se comunique de forma adecuada.
  2. La editora sola: Revisar la coherencia del orden según la importancia en el discurso.
  3. Junto con la correctora de estilo: Revisar gramática, ortografía y sintaxis de los textos, así como que los criterios de estilo sean consistentes.
  4. Con la diseñadora: Establecer el diseño, las características físicas del libro y asegurar la legibilidad, determinar el carácter gráfico de la maqueta y las ilustraciones, en caso de que vaya a haber.
  5. Junto con la preprensista: Preparar los archivos diseñados y cerciorarse de que sean adecuados para el método de impresión.
  6. Con la impresora: Cerciorarse de que la impresión y los insumos tengan buena calidad y sean óptimos en términos de costos.
  7. Con la encuadernadora: Revisar que la encuadernación sea la adecuada en términos de calidad y costo.
  8. Con la distribuidora: Asegurarse de que la publicación llegue a sus lectoras.
  9. Evaluación del proceso.

El diseño
¿Qué es diseñar? ¿Por qué hay que hacerlo? ¿Quién va a utilizar la publicación? ¿Cómo te la imaginas? ¿Qué quieres provocar? ¿Qué características gráficas va a tener y por qué? ¿Qué forma tendrá? ¿Cómo te imaginas la vida del impreso? ¿Con qué herramientas técnicas contamos?

  1. ¿Por dónde empezamos?

Si analizamos el objetivo de la publicación, su alcance y circulación, podremos empezar a imaginar qué forma tendrá.

  1. ¿Cómo establecer un formato, número de páginas y tiraje?
  2. Elemento de lista numerada
  • a. El formato es una relación entre el tamaño de la
  • publicación, el pliego y la forma de encuadernación.
  • ¿En cuántas partes puedo doblar el pliego? ¿Es importante tomar en cuenta el desperdicio del papel? ¿No le sobrará papel a alguien que yo pueda utilizar?
  • b. El número de páginas se puede determinar a partir
  • de la extensión del contenido y las necesidades de
  • encuadernación.
  • c. El tiraje se establece en función del tiempo de vida,
  • el alcance y las posibilidades económicas.
  • Elemento de lista de viñetas

3. ¿Qué tipo de papel y sistema encuadernación usar?

a. Papeles: La duplicadora de esténcil requiere de papeles porosos sin recubrimiento y los que mejor acepta se encuentran entre los 60 y los 300 gr. Lo mejor es utilizar papeles económicos que sean fáciles de conseguir. Algunos pueden presentar ciertos problemas de alimentación, por lo que la mejor forma de descubrirlo es hacer pruebas. Papeles como Bond, Cultural, Ledger, Bristol, Educación o Reciclado funcionan muy bien.

Existen distintos formatos estándar de papel: tabloide, oficio, carta, media carta, entre otros. La intención es aprovechar al máximo el tamaño del esténcil, por lo que es preferible utilizar papel tamaño tabloide (28 x 43 cm), y a través de cortes y dobleces llegar a tu tamaño final. A esto se le conoce como compaginación, ya más adelante lo revisaremos .

b. Encuadernación: ¿Cómo te interesa que se use tu publicación? El tipo de encuadernación va a determinar la vida del impreso según el uso que se le vaya a dar, así como su flexibilidad y capacidad de apertura. También deben tenerse en cuenta el número de páginas y los costos. La encuadernación puede ser a caballo, engargolado, francesa, rústica o plegado.

A caballo (engrapada o cosida):

Los pliegos se agrupan engrapándolos por el centro. Las páginas deben ser múltiplos de 4. Se recomienda no engrapar más de 64 páginas (16 pliegos) y hay que tomar en cuenta el desplazamiento del cuadernillo. Requiere pocos acabados y por lo tanto pocas herramientas: una plegadera, una engrapadora y una guillotina o cutter. Requiere pocos cortes y no tiene lomo. Es muy flexible, pero puede maltratarse rápido.

Engargolado:

Se perforan las hojas sueltas y se sujetan mediante una espiral metálica. Este sistema está disponible en una gran cantidad de locales de venta de insumos de papelería. Es adecuado para pocas copias pues el proceso es laborioso, lento y caro.

Rústica pegada:

Consiste en el raspado y engomado de las hojas por el lomo. El hot-melt (engomado caliente) seca rápido pero es más rígido (mejor para pocas páginas). Para muchas páginas el cold-melt (engomado en frío) es más recomendable En ambos casos los forros son de cartulina.


Encuadernación francesa (engrapada al margen):

Las hojas sueltas se engrapan por un costado a lo largo del lomo. Se recomienda no encuadernar más de 36 páginas. No permite total apertura y hay que tomar en cuenta un margen para la grapa. Requiere pocos acabados y herramientas pero más cortes, si tiene lomo. 


Rústica cosida y pegada:

Las hojas se agrupan en cuadernillos de 16 páginas. Cada cuadernillo se cose primero individualmente y luego al siguiente y así sucesivamente. El conjunto de cuadernillos que hacen la publicación se engoman al forro, que suele ser de cartulina.


Tapa dura:

Las hojas se agrupan en cuadernillos, que se cosen entre sí. Las tapas de cartón van forradas de tela o piel y se unen al bloque de páginas mediante una estructura interna que no es visible porque esta cubierta con las guardas. Es la más resitente y cara.


  • Cuando la encuadernación contemplada es en caja (francesa o rústica), se debe considerar el ancho del lomo para incluirlo en el diseño de forros. Con papeles de entre 90 y 120 g se considera 1 mm por cada 16 páginas, de modo que si un libro cuenta con 96 páginas,

el lomo será de 6 mm (aprox).


Plegado:

Este tipo de acabado implica doblar un único pliego una o varias veces según el diseño. Son ideales para folletos o encartes. Ciertas disposiciones permiten, con un corte, forma un pequeño cuaderno.

4. ¿Cómo hacer el diseño interior de una página?







Diagramación A la distribución del espacio dentro de una página se le llama diagramación y consiste en hacer una composición interna con los distintos elementos (títulos, folio, cuerpo del texto, fotografías, etcétera) para crear un orden de lectura claro. Es importante mantener estas decisiones constantes para dar legibilidad al proyecto.


Retícula La retícula es un sistema de guías invisibles establecido para ordenar la estructura compositiva que llamamos diagramación. Ayuda a esetablecer la posición de los elementos particulares. Puede seguir el orden o sistema de construcción que elijamos, siempre y cuando ayude a simplificar el proceso de diseño.

5. ¿Qué aspectos de diseño es importante cuidar?

La tipografía que escojamos le dará una personalidad específica a la publicación. Las elecciones de familas, estilos y puntajes nunca deben perder de vista la legibilidad general y las jerarquías entre las distintas partes del texto. La constancia en el uso es fundamental para facilitar la lectura.

6. ¿Qué recursos de diseño hay? Dependiendo de los contextos, los recursos a la mano cambiarán. Para lograr nuestros objetivos resulta vital saber hacer publicaciones de calidad con las herramientas mínimas. El diseño manual puede realizarse haciendo las galeras en un procesador de palabras (incluso a mano o a máquina), utilizando fotocopias y dibujos para la producción de imágenes y armando el original mecánico a mano.

El diseño digital demanda necesariamente una computadora que cuente con un procesador de palabras, un editor de fotos, un programa de imposición para hacer los archivos de salida en PDF y que pueda manejar la interfase gráfica de la duplicadora de esténcil.


7. ¿Qué características deben tener las imágenes? Las imágenes son cualquier medio gráfico (fotografías, dibujos, esquemas, etcétera) que colabora activamente en la construcción del discurso de la publicación. Es importante seleccionarlas con cuidado.

Imágenes físicas: El tamaño de las imágenes debe ser cercano al tamaño real final y deben tener un contraste suficiente para que no se pierda la figura en el fondo.

Algunas estrategias que pueden utilizarse en la producción de imágens manuales con la duplicadora son la separación análoga de color, el enmascarado del original, el enmascarado del máster y la sobreposición.

Imágenes digitales: Recomendamos el uso de formato .tiff porque está hecho para impresión pues no se comprime. Es importante asegurar la calidad y la limpieza del archivo y que esté a 300 ppp en escala de grises.

  • La resolución máxima de la duplicadora son 600 ppp.

=== Pensar el diseño de acuerdo a la duplicadora de esténcil

===

Este manual de producción editorial crítica esta pensando en función del uso de una duplicadora de esténcil. Las siguientes son peculiaridades específicas de este sistema de impresión que es necesario tomar en cuenta:

- Papel:

El tamaño máximo de papel admitido por la bandeja es de 32 x 43.2 cm (con “ajuste de tamaño especial” alcanza a aceptar papel de 32 x 55.5 cm)

- Área de impresión:

El área máxima de impresión es de 29.1 x 42.5 cm. No es posible imprimir sobre la superficie total del papel, por lo que en esta área debe dejarse un margen de 4 mm para poner las marcas de corte y el rebase en caso de requerir imágenes rebasadas.

- Plastas:

Las plastas de tinta pueden generar problemas de adhesión del papel al tambor, dejar marcas en el papel y generar repinte. Es preferible que las plastas de tinta no rebasen el 85% 

de saturación.

- Tipografía:

De preferencia, no utilizar tamaños menores a 8 pt porque pierde legibilidad. Cuando los originales son digitales, se recomienda enviar todas las tipografías en vectores. Se recomienda realizar la composición tipográfica en tinta al 100%. Evite utilizar Photoshop o algún otro programa de manejo de imágenes para componer tipografía por debajo de los 14 pt, ya que tiende a pixelearse.

Evite calar textos sobre imagen o plasta por debajo de los 9 pt, ya que la ganancia de punto puede volverlo poco legible.

- Líneas:

Las líneas no debe ser menores a 0.25 pt, de lo contrario se puede perder.

- En general, es preferible tener imágenes más contrastadas porque la duplicadora de esténciles tiene una gama de tonos reducida.



¿Por qué hacer una maqueta de diseño?

Una maqueta es un modelo de cómo va a ser la publicación. Debe incluir todas las características finales para asegurarse de que todo funciona correctamente, detectar posibles errores de edición, diseño o encuadernación y es una guía invaluable para el proceso de impresión. Para llegar a la maqueta de diseño, es recomendable haber hecho antes la maqueta de compaginación. En la maqueta se incluyen para evaluación el diseño de páginas formadas con paginación e índices; se revisa que la encuadernación y el número de hojas por cuadernillo sean los adecuados; se evalua el tamaño, el peso, la caída del papel, su transparencia y algunas otros rasgso del mismo; se aprueban las cargas y la distribución de tinta y se realiza una lectura de pruebas profunda.

La preprensa

Una vez terminada la etapa de diseño es necesario realizar la adecuación de los materiales para la impresión. La preprensa sirve para cerciorarse de que los archivos que están por imprimir contengan las características planteadas en diseño, así como la compaginación, los márgenes, las marcas de corte y las medidas adecuadas. También es parte de esta fase revisar que la resolución de las imágenes y que la separación de tintas sean las adecuadas.

¿Todo lo que vemos en nuestro archivo de diseño o en nuestro original para escanear va a salir así cuando lo imprimamos?

  1. Revisión de material

El primer paso es revisar que el material diseñado, sea hecho a mano o digital, cumpla con las características definidas para la publicación y con los parámetros de producción necesarios:

- Tamaño abierto de la publicación - Tamaño cerrado de la publicación - Número de páginas - Número de tintas - Número de cuadernillos - Tipo de encuadernado - Acabados



El proceso de preprensa depende de la forma en que el libro ha sido diseñado, si el diseño fue:

a. Diseño manual

En este caso el material debe estar impreso a tamaño real y en la mejor calidad posible. Se necesita tener un original completo: todas las hojas, frente y vuelta.

b. Diseño digital en PDF o con archivos editables

En este caso, el material diseñado debe estar completo y los archivos al tamaño real de la impresión, con las imágenes en la mejor calidad posible y con las tipografías elegidas.

  1. Separación de color.

El proceso de separación de colores se hace para obtener un original por cada tinta a imprimir. Además da la posibilidad de obtener nuevas tonalidades a partir de la sobreposición de las tintas. Se recomienda que los colores sean lo más sólidos y definidos posibles.

a. Separación manual

En caso de originales físicos es necesario separarlos, ya sea cortando, ya se enmascarillando áreas distintas del original. Al final se tendrá un original por cada color.

b. Separación digital

En el caso de originales digitales, la separación puede hacerse por medio de canales o de capas de color.

Canales: Si se hace desde un procesador de palabras, hay que seleccionar colores en sistema CMYK que puedan enviarse separados. Por ejemplo, primero, negro 100%, cian 0% y luego negro 0%, cian 100%

Capas de color: En caso de programas de diseño, puede separarse colocando elementos del mismo color en una sola capa. Todos los elementos rojos en una capa y los negros en otra, por ejemplo. Otro método es separarlos a la salida por separación automática.

  1. Compaginación

La compaginación es la distribución de las páginas en los pliegos para posteriormente imprimir, doblar y encuadernar en una secuencia correcta de páginas. Implica también considerar los espacios para márgenes, medianiles, líneas de indicación de corte, doblez y registro. La compaginación depende del número de páginas. Según el tamaño final de la publicación, sabremos cuántas páginas nos caben en cada pliego y por lo tanto cuántos pliegos necesitamos

  1. Compaginación manual

Se determina la posición de cada página en el pliego de acuerdo a lo que el esquema de compaginación determine y esto depende de si son hojas independientes (encuadernación francesa, engargolado, rústica pegado), un cuadernillo (encuadernación a caballo) o varios cuadernillos (rústica pegada).

Para construir un esquema de compaginación, se doblan pliegos en 4 hasta alcanzar el número de páginas final. Se encabalgan dos pliegos doblados para formar cuadernillos de 16 páginas. Se numeran los cuadernillos para saber cuántos hay. Se hace un corte en diagonal en cada uno y a través de la ventana se numeran las páginas. Al desdoblar los pliegos, tendremos el orden y la posición en que se deben compaginar las páginas.

Para encuadernaciones con hojas independientes, se refilan los cuadernillospor los cuatro lados.

b. Compaginación digital

Hay programas de compaginación que realizan automáticamente el proceso de ordenar y orientar las páginas en pliegos.*

Los conceptos y valores que generalmente se encuentran en estos programas son:

Sobre el archivo fuente

Archivo fuente (source file): Lo ideal es hacer la imposición a partir de un archivo en formato .PDF Número de páginas (number of pages): número de páginas de mi archivo PDF, que debe corresponder al de la publicación final. Tamaño original de la página (original page size): tamaño del archivo PDF, que debe corresponder al tamaño final (cerrado) de la publicación.

Rebase (bleed):

Sobre la maqueta

Maqueta (layout): es el sistema de imposición para el armado de cuadernillos, úsese folleto (booklet) Tipo de folleto (booklet type): define cuántas y cuáles páginas se imprimen por ambas caras de cada uno de los pliegos, pueden ser 2, 4, 8 o 16

IMAGEN CON EJEMPLO?

Modo de folleto (booklet mode): define la orientación de impresión (sheetwise)

Espacio entre filas (row

Paso 1 El archivo en pdf debe contener el número de páginas indicado. Múltiplos de 2, 4 u 8, dependiendo del tamaño que entre en pliego.

Paso 2 Arrastrar el pdf al documento vacío de Imposition Wizard.

Paso 3 Colocar el tamaño de papel (Tabloide).

Paso 4 Colocar el tipo de cuadernillo, en este caso: Booklet (Sheetwise) – 4 up y Row gaps (espacio entre filas) de 15 pt.

Paso 5 Colocar línes de corte y de registro

Paso 6 Exportar el archivo formado El comando “Impose” crea un pdf con las páginas compaginadas.

Líneas de registro: Indican la posición de una tinta impresa con relación con las demás tintas.

Líneas de corte: Son las guías que indican por donde se hará el corte final. También nos ayuda a hacer el registro de las tintas y de ambas caras del papel.

Líneas de doblez: Indica dónde se dobla el papel impreso. Corresponde a la mitad del formato extendido.

Rebase: Cuando el área impresa llega hasta las líneas de corte es necesario dejar un excedente, pues el corte de refinado nunca es exacto.

La impresión

Se coloca el papel en la bandeja de entrada antes de realizar el máster. El papel cruza horizontalmente debajo del tambor de impresión, que hace un duplicado con cada giro completo y lo deposita impreso en la bandeja de salida.

Antes de comenzar es necesario revisar que: - se ha evaluado la maqueta y todo está bien - estén los tambores indicados para la impresión en la máquina - los cartuchos de tinta de los tambores estén llenos - hay másters en el rollo y están colocados correctamente - el depósito de másters usados no esté lleno - anotar el número del contador de copias y de másters - abrir y centrar las dos charolas - limpiar los rodillos de alimentación - asegurarse de tener el papel al tamaño indicado y suficiente para el tiro, contemplar un excedente del 10% o 20% dependiendo de la complejidad de la impresión

Partes básicas del duplicador

1. Bandeja de alimentación 2.a. Tambor de impresión 1 2.b. Tambor de impresión 2 3. Rollo de máster 4. Depósito de másters usados 5. Sistema de arrastre 6. Salida de papel 7. Bandeja de salida 8. Contador de copias 9. Contador de máster 10. Panel de control 11. Escáner 12. Tapa del escáner 13. Almacén de tambores

Impresión (guía rápida)

a. Generación manual del máster con el escáner

Paso 1. Seleccionar en Operation mode (Modo de operación) el color que está en el tambor 1. Paso 2. Seleccionar la función Master making (Hacer máster). Paso 3. Colocar el original en la cama del escáner y centrarlo. Asegurarse de usar el tamaño de papel adecuado. Paso 4. Ajustar la intensidad y contraste del escaneo, así como el tipo de tramado y el tipo de trazo. Paso 5. Presionar Start (Iniciar), para poner a funcionar el escáner, que lee la imagen y realiza el máster de forma automática. Asegurarse de que hay papel en la charola de alimentación. La máquina automáticamente hace dos pruebas. Paso 6. Si las pruebas salen poco cargadas de tinta, envíe otras 3 o 5 pruebas con el botón Proof (Prueba), para que el máster se llene bien de tinta. Revisar que la impresión esté centrada. Si no, utilizar la interfase de la duplicadora para mover los tambores y colocar la impresión correctamente. Paso 7. Seleccionar el número de copias, más unas 10 por los errores, y presionar Start (Iniciar).

b. Generación de máster mediante la interfase gráfica

Paso 1. Instalar el driver de la duplicadora en la computadora. Paso 2. Abrir el documento y mandarlo a imprimir. Seleccionar la duplicadora (Riso ME). Paso 3. En la botón de Propiedades, seleccionar la pestaña Coloring y en Mono-color printescoger la tinta. Paso 4. Seleccionar la pestaña Basic y definir el tamaño del archivo en Original Size > Custom. Y en Paper Size > Same as Original. Paso 5. Seleccionar la pestaña Image. Screening type > Screen covered. Screen frequency > 75. Screen angel > 45. Photo type > Standard. Line art style > Screen-covered. Text style > OFF. Paso 6. Seleccionar la pestaña Advanced, dejar todo como está, excepto Auto-process: OFF Paso 7: Aceptar e imprimir

Prender la máquina. Los siguientes pasos son en la pantalla táctil:

Paso 8. Seleccionar en Operation mode (Modo de operación) el color que está en el tambor 1. Paso 9. Seleccionar la función Master making (Hacer máster). Paso 10. Seleccionar Admin para establecer el tamaño del papel. Buscar con las flechas Custom Paper Entry. Con el botón Change en azul, seleccionar cualquiera y modificarlo. Las medidas son en milímetros. Si se quiere cambiar el nombre, seleccionarlo con el botón Rename en azul. Paso 11. En Paper, seleccionar el papel deseado. Paso 12. En Idle aparecerá el nombre del archivo enviado. Presionar Output. Paso 13. Presionar Start (Iniciar) para hacer el máster Paso 14. Continuar con los pasos 5, 6 y 7 que están en generación manual del máster con el escáner.

Registro:

Los acabados Una vez impresos todos los pliegos, frente y vuelta, inicia la fase de acabados y encuadernación. Hay que doblar los pliegos y armar los cuadernillos. Se ordenan los cuadernillos y se únen con la opción deseada (costura, pegamento o grapa). Después de colocar el forro, se refilan los bordes.

Algunas herramientas básicas que es importante tener a mano son plegadera, prensa, segueta, guillotina, cutter, regla de metal, tabla de corte, escuadras, pegamento, engrapadora, aguja e hilo de cáñamo.

La circulación y el archivo

¿Cuál es el momento para preguntarse por la circulación? ¿Al principio, en medio, al final? ¿En todo momento? ¿Qué queremos decir cuando hablamos de “circular contenidos”?¿Cómo socializamos el nuevo material? ¿Qué estrategias de activación del material podemos imaginar? Apéndice I: Las partes del libro