Comeflores

De CraterInvertido
Saltar a: navegación, buscar
Bolsa para verduras

Comeflores es una investigación activa sobre alimentación, salud, agroecología, cocina mexicana vegetariana, convivencialidad, economías solidarias anticapitalistas, memoria y defensa del territorio. Es una organización sin fines de lucro interesada en la alimentación cooperativa que existe dentro de Cráter Invertido.

El comedor comunitario vegetariano

Inició en 2015 y ocurrió durante casi dos años, se ha retomado recientemente durante la repartición de la canasta colaborativa. El formato consiste en una comida comunitaria organizada por comeflores y preparada por los comensales, asistentes y amigos. El menú es propuesto por un comensal y preparado en colectivo. Tiene como principios la colaboración, convivencia y la experimentación vegetariana. Queremos invitar a todos a que participen de esta iniciativa y vengan a cocinar y comer los días que se realice.


Canasta comunitaria de alimentos

Después de un año y medio de comedor comunitario vegetariano en Cráter Invertido, por fin estamos llevando el proyecto también a nuestras mesas. Desde junio de 2017 organizamos la compra y repartición de vegetales y alimentos locales entre la comunidad afín al proyecto, creando una cadena de distribución local que nos ayude a tener una relación más cercana de los vegetales, la tierra en que crecen y los compas que los siembran. Este esfuerzo es sin fines de lucro y es realizado por el grupo de trabajo de Comeflores en conjunto con los comensales. Las primeras dos canastas que realizamos se pensaron para cubrir el consumo de vegetales de aproximadamente una semana. Hay dos tamaños: la chica para una o dos personas (200 pesos) y rondó los 8 kilos, grande para tres o cuatro personas (400 pesos) de alrededor de 16 kilos de vegetales, los cuales se eligieron de una lista prediseñada, en porciones de 500 gramos. Además se agregó la posibilidad de elegir pan y miel (con un costo extra). Es importante tener presente que estas entregas se realizaron de manera experimental y que seguiremos aprendiendo/mejorando el sistema de pedido y entrega. Planeamos implementar un software libre que facilitará el proceso. Los alimentos llegan a Cráter directo de los productores y son divididos en porciones. Las canastas deben ser recogidas en Cráter por los comensales que hayan hecho su pedido. Al llegar recibirán su comanda impresa y una bolsa para tomar los alimentos que han solicitado. La intención es colectivizar el trabajo de la repartición y abrir el proceso. Los alimentos que en este momento incluye la canasta son: Quintonil, quelites, acelga, limón, tomate verde, ajo, nopal, epazote, cilantro, huauzontle, calabaza, cebolla, zanahoria, tortilla de maíz criollo, papa, espinaca, apio, lechuga, verdolaga, jitomate, todo provenientes de San Gregorio Atlapulco, de la cooperativa La casa de la chinampa, una organización de agricultores interesados en recuperar y conservar métodos de agricultura ecosustentable y de producción local y en lo medida de lo posible, sin el uso de agroquímicos o fertilizantes. El pan es vegano y artesanal, elaborado por “Flor de trigo”, la miel viene de abejas que no comen azúcar sino flores, en Zacatecas. En caso de haber escaséz de algún producto se buscará comunicarlo a lxs comensales y sustituirlo por otro del mismo grupo. A futuro nos gustaría que la comunidad de comensales y productores se consolide y crezca como un pequeño mercado solidario y anticapitalista.

Colaboraciones

La segunda ocasión que ocurre la Canasta comunitaria de alimentos nos acompaña a cocinar Suh Dasom, artista y cocinera coreana que actualmente realiza una residencia en Cráter, su trabajo toca temas de cocina, el dibujo, la experiencia colectiva de cocinar y convivir e intercambio cultural relacionado con la comida y preparará un platillo típico coreano con ingredientes de la chinampa.


La Casa de la Chinampa

Publicaciones

  • Comeflores 1
  • Comeflores 2

Bitacora

Calendario

Contacto

tejidos@comeflores.org